miércoles, 2 de febrero de 2011

“Integridad o Imagen”

“Amarnos a nosotros mismos como nos ama Dios nos lleva a vivir en integridad”.

¿Realmente soy una persona Integra o me gusta cuidar mi imagen, para ser aceptado (a) por otros?

Los seres humanos hemos sido educados en cuidar apariencias, es decir, cuidar la imagen, muchos llegando a viejos sin saber que es lo que realmente han venido a hacer en este mundo..

Este tema quizá te ponga a pensar en cuales expectativas y estereotipos has tenido que cumplir para ser aceptado y/o reconocido, dejando a un lado tu propia integridad, has cubierto una imagen.

El diccionario Websters define la palabra integridad como
“El estado de estar completo no dividido, Cuando tengo integridad, mis palabras y mis obras coinciden. Soy quien soy, no importa donde estoy o con quien estoy”.

Cuándo me refiero a imagen de ninguna manera me refiero al cuidado que una persona que se ama y respeta tiene de si misma, quiero puntualizar la palabra imagen a las mascaras sociales para ser aceptado y / o reconocido.

Algunos de los principales obstáculos para no ser íntegros son que se castiga muy fuertemente a una persona que se equivoca o comete alguna falta, y asi se aprende a defenderse del mundo y se pone mascaras para evitar ser la burla de los demás, ya que el miedo al ridículo es uno de los miedos mas fuertes del ser humano.

El miedo al ridículo, nos hace tener que guardar apariencias y asi cuidamos nuestra imagen es decir, nos ponemos mascaras.

Con amor se puede sanar cualquier adversidad en la vida, para ello es necesario vivir en Integridad y ser integro es:

Que las palabras y acciones sean congruentes, es decir, que el pensar, hablar y actuar estén alineados.
Ser honrados y sinceros con nosotros mismos y con las demás personas.
Hablar en primera persona, sin culpar, sin justificar, sin mentir y jamas renunciar a los sueños, metas y objetivos éticos.
Vivir éticamente, que significa, hacer el mayor beneficio a la mayor cantidad de personas.
Al hacer lo que es el mayor beneficio a la mayoría de las personas no tenemos miedo de confrontar a los demás y las situaciones, que de ninguna manera quiere decir pelear, confrontar es: “Decir lo que se piensa y siente de una manera cómoda”.
Cuándo somos realmente congruentes, no es necesario tener mascaras, iniciando con nosotros mismos, la propia familia y sociedad.

Por supuesto que resulta más cómodo cuidar la imagen, es decir las apariencias, es por eso que ser integro requiere de mucha valentía.
Las personas que optamos por la congruencia seremos perseguidos, señalados y juzgados, por que resultamos incomodos.
Se requiere de AUTO-DISCIPLINA, reconocer en donde no soy del todo integro (a) y cuido mas mi imagen de quizá de: familia perfecta, persona que sabe todo, persona es siempre muy linda y hace todo muy bien , de persona que no tiene emociones y siente., etc.

¿Cómo se practica la integridad?

Viviendo en congruencia, entre lo que pensamos, decimos y hacemos.
Reconocer nuestras propias debilidades
Tocar nuestro propio espíritu, que es integro y elevado.
Imitando a quienes viven congruentemente.
Cuándo practicamos lo que predicamos y predicamos lo que practicamos.
Cuándo predicamos con el ejemplo.
Cuándo vivimos de la misma manera, aun aunque nadie nos este viendo.
Cuándo cometemos un error, lo aceptamos y resarcimos el daño.
Cuándo no tenemos miedo de hablar con la verdad.
Cuándo somos nuestro propio líder.
Siendo éticos.
Cuándo ponemos limites y cuidamos de nosotros mismos y de nuestro entorno, (mundo)
¡La integridad personal requiere mucho valor!

En la época en que la sociedad pierde valores y crece la desconfianza, la integridad es un desafío desde el propio individuo, las familias, religiones, negocios, gobiernos, etc.

La “integridad” implica rectitud, bondad, honradez, intachabilidad; alguien en quien se puede confiar.

La recompensa de enriquecer continuamente nuestra integridad personal es que nos volvemos más conscientes de nuestra naturaleza armónica, de nuestra “chispa” Divina, de lo que realmente somos, un espíritu hermoso y completo.

Al vivir con integridad personal los demás se dan cuenta que pueden confiar en nosotros, nos convertimos en un amigo digno de confianza, un valor para nuestra familia del mundo.

Los griegos eran expertos en hacer figuras en mármol. Muchas veces al estar trabajando el mármol descubrían grietas en él, la cual, naturalmente, le quitaba valor a la obra. Algunos, entonces, cubrían esas grietas con una cera especial; la pulían y quedaba aparentemente perfecta, pero cuando la figura era expuesta al calor del sol la cera se derretía y quedaba descubierto el engaño. Por eso, era común encontrar, donde vendían esas piezas de mármol, un letrero que decía: “Se venden figuras en mármol puro; sin cera.” De ahí, viene nuestra palabra en español sincera/o.

Eso es lo que significa integridad: sin grietas.

Es necesario, PRACTICAR y PRACTICAR, con constancia y determinación:

Comparto contigo lo que yo estoy aprendiendo todos los días, confieso abiertamente que aún se que sigo practicando y se con la practica día a día, haciendo mi mejor esfuerzo, cada vez lo hago mejor.

Yo elijo vivir mi vida y ser yo misma sin depender de lo que opinen los demás.
Estoy aprendiendo a dejar de emitir juicios de mi misma y de los demás, desde mi y su su apariencia física, religión, forma de pensar, preferencias y costumbres.
Aprendo cada día con mas nitidez a poner límites, manifestando lo que quiero y no quiero en mi vida.
Se que yo soy responsable de lo que me acontece cada día por la manifestación de mis pensamientos, palabras y acciones, sabiendo que siempre puedo elegir de nuevo.
Agradezco a Dios día a día la claridad de ver la manifestación de la Luz en mi, en todas las personas, situaciones y cosas, me gusta saber que vivo según me dicta mi conciencia.

John C. Maxwell en su libro “Desarrolle el líder que esta en usted” dice:

La integridad da como resultado una reputación sólida, no solamente una imagen.

Imagen es lo que la gente piensa que somos.

Integridad es lo que realmente somos

La integridad ayuda a un líder a tener credibilidad y no sólo a ser listo.
Gabi Caccia

Siempre que converso con mis amigos sobre liderazgo e intregidad, viene a mi memoria una conferencia de Lucas Leys (El Dr Lucas Leys es quien entrena la mayor cantidad de líderes juveniles en Hispano América. Es el Director Internacional de Especialidades Juveniles, el ministerio especializado en pastoral juvenil de mayor crecimiento en el mundo de habla hispana), al cual tuve la oportunidad de asistir a una de sus conferencias en Lima- Peru, la cual cito a continuacion.

Hace poco estaba manejando en Buenos Aires y a mi lado se detuvo un policía y se me quedó viendo, seguí mi camino y paré en el otro semáforo y el seguía a mi lado viéndome, pasé el semáforo y el oficial me detuvo, me pidió mis documentos, los vio y me dijo:
“Se pasó en rojo”
yo le dije que no me había pasado en rojo y él insistió entonces me dijo:
“¿Cómo arreglamos esto?”
le dije que lo podíamos arreglar de dos formas, una que me perdonara y yo seguía mi marcha y la otra era que me multara, él insistió varias veces preguntándome cómo lo podíamos arreglar y en cada momento yo le daba las dos mismas opciones al rato se sonríe y me dice
“Que bueno que mis hijos lean tus libros”.
Le di gracias a Dios por haber podido dar el ejemplo ese día, yo no sabía que él me estaba midiendo y así pasa una y otra vez, la sociedad nos está midiendo, tu futura pareja, Dios te está mirando, no hay nada oculto que no haya de ser manifestado.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada